EL ENTORNO DE JACA

Jaca se ubica en un entorno privilegiado como es el Pirineo Aragonés, uno de los espacios naturales más importantes de Europa, rodeada de valles y montañas y próxima a lugares tan emblemáticos como Villanúa, Canfranc y su Estación Internacional de Ferrocarril, las estaciones de esquí de Candanchú y Astún o San Juan de la Peña, cuna del Reino de Aragón y panteón de reyes, que se convirtió en el gran centro del poder político, cultural y religioso aragonés en la Edad Media.

Muy cerca y paralelos al Valle del Aragón se sitúan los Valles Occidentales de Hecho y Ansó, que conservan admirablemente sus núcleos urbanos, trajes típicos y tradiciones y ofrecen unos parajes casi vírgenes en las Selvas de Oza y Zuriza.

Ansó es uno de los pueblos más bonitos de España pero no podemos olvidar núcleos como Borau, Aísa, Jasa o Aragüés del Puerto. Hacia el Este se encuentra el Valle de Tena, con pueblos como Biescas, Tramacastilla, Sallent de Gállego, Panticosa y su balneario de aguas termales y las estaciones de esquí de Formigal y Panticosa.

No lejos de Jaca, a una hora en coche, bien desde Biescas o tomando la carretera de Fiscal podremos visitar el centenario Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, uno de los espacios  más conocidos e impresionantes de todo el Pirineo, recorrer la Comarca del Sobrarbe y en particular visitar Aínsa, un precioso núcleo medieval y otro de los pueblos más bonitos de España, más cerca desde que se inauguró la nueva carretera.

Hacia el Sur, si nos dirigimos a Huesca y Zaragoza por la carretera que asciende por el Puerto de Santa Bárbara, atravesaremos La Hoya de Huesca con sus imponentes Mallos de Riglos, sin olvidarnos del Castillo de Loarre y del pueblo de Bolea.

En dirección a Pamplona, podemos perdernos por el territorio de las Cinco Villas, con sus pueblos medievales, ya en la provincia de Zaragoza, o acercarnos al vecino y frondoso valle francés del Aspe pero, también sin prácticamente movernos de Jaca podremos conocer su entorno rural, con sus pequeños pueblos que nos permitirán descubrir la tradicional forma de vida de los Pirineos. Sin duda, un entorno envidiable que no dejará indiferente a nadie.

Duerme en Jaca y todo su entorno lo tendrás más cerca.

Jaca - Valle de Hecho - Ansó - Canal de Berdún (Ruta de 85 Km)

Constituyen  uno de los paisajes de alta montaña más bellos de Aragón. 

Estas montañas conservan valiosos recursos históricos, culturales y etnográficos, entre otros,  los monumentos megalíticos y un tramo de la calzada romana aprovechada como camino de Santiago.

Qué Ver:

  • Santa Cilia de Jaca: conjunto histórico-artístico. Camino de Santiago. Iglesia de San Salvador S.XVII y XVIII. 
  • Puente la Reina de Jaca: Importante nudo de comunicaciones donde confluyen los ríos Aragón y Aragón Subordán.
  • Embún. Iglesia parroquial s. XVI. Típicos los Boliches (pequeña judía blanca).
  • Echo: Situado al pie de la Peñaforca y del Castillo de Acher, junto a la Vía Romana Zaragoza-Lescar (Francia) atravesando el Puerto del Palo. Cuna del Condado de Aragón. Preciosas casas con impresionantes chimeneas y esbeltas balconadas. Museo etnológico con el vistoso traje de la villa. Museo de escultura al aire libre.
  • Siresa: Iglesia románica dedicada a San Pedro, resto del célebre Monasterio creado hacia 833 por Galindo Aznaréz, fundador de la Casa Condal Aragonesa. Bellos parajes y magníficos bosques si continuamos por la Boca del Infierno a la Selva de Oza y Guarrinza. Monumentos megalíticos. Desde Echo se puede acceder al vecino Valle de Ansó por una buena carretera de montaña 
  • Ansó: A orillas del río Veral. Bellísimas casas con airosas chimeneas. Iglesia del gótico aragonés s. XVI. Museo de Arte Sacro y Etnológico con la riquísima variedad de trajes de la Villa.  Frondosos bosques y bellos paisajes como el Valle de Zuriza, o el de Agua Tuerta. Muy cerca,  los  pintorescos pueblos de Fago y Majones. En éste último destaca la Iglesia románica con ábside trebolado y  torre defensiva s.XV
  • Foz de Biniés: Paisaje sorprendente. Paso excavado por el río Veral.
  • Berdún: Uno de los pueblos más fotografiados del Pirineo. Fue fortaleza y conserva una de las antiguas puertas de entrada a la misma. Iglesia del gótico aragonés del s. XVI, con órgano barroco. Casonas nobles. Ermita románica. No muy lejos del embalse de Yesa, se encuentra Sigües, con su iglesia románica del s. XII y Salvatierra de Escá,  bello conjunto histórico.
  • Artieda: Iglesia de origen medieval que el en s.XVI sufrió varias transformaciones. Punto destacado del Camino de Santiago, a su paso por Aragón.
  • Mianos: Típico conjunto. Iglesia del s. XVII. Destaca en su interior la techumbre de madera a doble vertiente.
  • Arrés: Iglesia con torre-campanario S.XVI. Paso del Camino de Santiago
  • Bailo: Casonas góticas. Órgano barroco en su iglesia.

Jaca - Valle de Borau-Aísa - Jasa - Aragüés (Ruta de 30 Km)

Bellísimo valle que forma parte de la reserva natural más importante del Pirineo aragonés y en el que predominan los pueblos con una fuerte tradición ganadera que determina su arquitectura popular.

Qué ver:

  • Borau: Pueblo pintoresco de arquitectura montañesa.
  • Ermita de San Adrián de Sasabe. Románico lombardo; es lo que resta del monasterio que acogió a los obispos aragoneses durante la invasión árabe. Aquí estuvo el Santo Grial. A través de paisajes pintorescos se accede hasta otros pueblos del valle. 
  • Aísa. Arquitectura popular. Posibilidad de realizar desde allí bellas excursiones.
  • Aragüés del Puerto. Museo etnológico. Bellos paisajes en el Puerto de Labati, Sierra Bernera y el Bisaurín, monte mítico. Traje y dance típico
  • Jasa. Conjunto urbano de interés. Iglesia s. XIII con diversas fases constructivas. Traje y dance típico.

Jaca - Castiello de Jaca - Valle de la Garcipollera - Villanúa - Canfranc pueblo - Canfranc Estación - Somport - Candanchú y Astún (Ruta de 40 Km)

Valle que siguiendo el curso del río Aragón, sigue el trazado del Camino de Santiago desde su entrada en España por el puerto de Somport. En él se unen los caminos del arte y la historia con una riqueza natural de excepción. 

Qué ver:

  • Castiello de Jaca. Iglesia románica s. XIII con importantes modificaciones posteriores. 

Conocido como el pueblo de las cien reliquias. Paso del Camino de Santiago. 

  • Valle de la Garcipollera, regado por el río Ijuez entre hermosos bosques y praderas. En su cabecera se halla la ermita de Santa María de Iguácel, románica del siglo XI, resto de un monasterio benedictino. Una de las primeras iglesias de Aragón con cabecera semicircular. El trayecto en este Valle una vez llegado al desvío de Villanovilla, se puede hacer a pie. A lo largo del recorrido se han adecuado 4 puntos de información turística para disfrutar y conocer el entorno, la flora, fauna, geología y patrimonio histórico del valle.
  • Villanúa: Iglesia parroquial de San Esteban. Cuidado casco urbano con ejemplos de arquitectura tradicional. Cueva de la Guixas, estalactitas y estalagmitas que forman un sinfín de fantásticas estructuras calcáreas.
  • Canfranc pueblo: Destaca el Puente de los Peregrinos, medieval, las ruinas de la torre (S.XIV) y las de la Iglesia de la Trinidad. La Iglesia parroquial de la Asunción custodia interesantes retablos barrocos en sus capillas laterales.
  • Canfranc Estación: Imponente Estación Internacional de ferrocarril inaugurada en 1928. Destacan la iglesia parroquial de Nuestra Sra. del Pilar, obra de Miguel Fisac y la Torre de Fusilería, preciosa construcción del S.XIX, de planta elíptica y cierto aire medieval, defendida con foso. A la entrada del pueblo se puede tomar el túnel de 8 km que conecta con Francia. Punto de partida de numerosas excursiones.
  • Candanchú y Astún. Importantes centros para la práctica del esquí. Paisajes pintorescos en todas las épocas del año

Jaca - Santa Cruz de la Serós - San Juan de la Peña - Monte Oroel (Ruta de 30 Km)

Un sorprendente conjunto monumental en un paisaje natural protegido. Historia, arte, cultura y naturaleza en un mismo territorio. 

Qué ver:

  • Santa Cruz de la Serós: Edificios notables. Iglesia de San Caprasio del románico lombardo. Iglesia de Santa María, de finales del S.XI,  joya del románico español, es todo lo que resta del célebre monasterio benedictino femenino. 
  • San Juan de la Peña: Monumento Nacional, en el término municipal de Jaca. Sus monasterios fueron habitados por los benedictinos hasta 1835. El Monasterio Viejo, cobijado por una gran roca y joya de la época medieval, se encuentra situado a 1.220 m de altitud. Tiene dos plantas, en la inferior se halla la iglesia prerrománica y la Sala del Concilio (s. XI), en la posterior el Panteón de Nobles, románico (s. XII); la iglesia alta con tres ábsides (s. XI); el claustro, en el más puro estilo románico, los capiteles esculpidos con relieves del Antiguo y Nuevo Testamento (s. XII); la capilla gótica de San Victorián, panteón abacial en el lado norte del claustro (s. XV), y el Panteón de Reyes construido en 1770 por orden de Carlos III. En la explanada superior, denominada de San Indalecio, en una hermosa pradera rodeada de frondoso bosques, se encuentra el Monasterio Alto (s. XVII) dedicado a San Juan Bautista. Iglesia en ladrillo con tres bellísimas portadas barrocas. Actualmente el Monasterio alberga en su interior el centro de interpretación del Reino de Aragón, el de San Juan de la Peña y una moderna hospedería. A cinco minutos, dando un paseo a pie, entre pinos y abetos, se alcanza el Balcón del Pirineo, desde el que puede contemplarse el macizo pirenaico. 
  • Peña Oroel: Desde el Monasterio Alto, tomando la vieja carretera que da acceso a Bernúes se puede regresar a Jaca por el puerto de Oroel, y si se desea seguir contemplando tan bellos parajes, continuar por una carretera de montaña hasta el Parador. A partir de este punto se puede ascender a la cumbre. Desde la cima se contempla una de las vistas más espléndidas de Jaca y del Pirineo.

Ecomuseo de los Pirineos (Ruta de 20 Km)

Qué ver:

Los pueblos de Jaca, sorprenden por la belleza de sus paisajes, la riqueza de su patrimonio artístico, la conservación de sus tradiciones populares y la hospitalidad de sus gentes.

Destacan las iglesias románicas de Asieso, Abay, Caniás y Barós; las ermitas de Osia, Orante y Espuéndolas; el barroco de la iglesia de Ara y un conjunto rehabilitado de elementos de la arquitectura popular - pozos, lavaderos, hornos, herrerías, etc - que diseminados por todo el término municipal reflejan, unos y otros, el papel preponderante que desempeñan en la configuración del término municipal.

El Ecomuseo de los Pirineos, mediante la organización de rutas guiadas, ofrece la posibilidad de conocer in situ las joyas del espacio rural de Jaca: su monumentalidad, su singular naturaleza,  la vida y las creencias en el Pirineo.

Más info aquí.

Jaca - Sabiñanigo - Ruta del Serrablo (Ruta de 40 Km)

La Ruta del Serrablo constituye una seña de identidad de la zona, con un conjunto de iglesias de estilo románico-mozárabe con peculiaridades propias que le confieren una gran singularidad.

Qué ver:

  • Sabiñánigo, capital del Serrablo, la única ciudad de montaña que tiene una estructura industrial sólida. 

En sus proximidades un importante Museo, el de “Artes Populares” en el Puente de Sabiñánigo, que recopila enseres de la vida cotidiana pirenaica de antaño

  • Larrés, cuyo Museo de Dibujo “Julio Gavín” se encuentra en el interior de una fortaleza bajomedieval, con una colección muy extensa de dibujos de autores contemporáneos.
  • Iglesias del Serrablo, los amantes del románico pueden recorrer un conjunto de iglesias con identidad propia que comparten rasgos comunes y que son la expresión de un territorio organizado, iglesias como la de Lárrede, San Juan de Busa, Orós, Oliván……

Jaca - Biescas - Sallent-Panticosa - Formigal (Ruta de 60 Km)

Maravilloso valle pirenaico que ofrece al visitante un entorno variado  y completo para disfrutar de la belleza de sus paisajes, sus pueblos y sus gentes

Qué ver:

  • Biescas: Atractivo centro de ocio y de actividades deportivas. En sus proximidades hay  monumentos megalíticos, la ermita de Santa Elena, del s. XVIII colgada sobre un abismo o  un fortín militar del s. XIX. Es además un importante cruce de caminos, los que van al Sobrarbe a través del Puerto de Cotefablo, y hacia Francia por el Portalet, atravesando el Valle de Tena. 
  • Pantano de Búbal: deportes náuticos. 
  • Hoz de Jaca: Pueblo pintoresco por todo el entorno que le rodea. Desde el Mirador se pueden ver unas magnificas vistas de todo el Valle de Tena.
  • Tramacastilla de Tena: Precioso pueblo entre montículos de pinares, robledales y prados, con un paisaje inigualable. En el horizonte, Peña Telera y Peña Blanca, y a sus pies el Pantano de Búbal. Iglesia del S. XVI, con ábside románico
  • Panticosa: destaca su casco urbano con bonitas construcciones, la mayoría del siglo XIX, periodo de esplendor y auge del Balneario. Iglesia del gótico tardío, s.XVI con notables retablos y pequeño museo de arte sacro. La localidad cuenta también con una estación de esquí
  • Balneario de Panticosa: enclave privilegiado y único, a 1.630 metros de altitud en el interior de la cubeta glacial del río Caldarés.

El hallazgo de unas monedas romanas de Augusto y Tiberio en las inmediaciones del manantial evidencia la presencia romana en este enclave y el uso consciente de las aguas termales desde esa época. 

  • Sallent de Gállego: Típico pueblo del Pirineo Aragonés. Cabeza del Valle y situado al pie de Peña Foratata y bañada por los ríos Gállego y Aguas Limpias, sobre el que se alza un puente medieval. Iglesia gótica (principios del S XVI) con retablo plateresco. Punto de partida de numerosas excursiones.
  • Lanuza: en el mes de julio se celebra el Festival Pirineos Sur.  
  • Formigal: importante centro invernal para la práctica del esquí. A pocos kilómetros se encuentra El Portalet: paso fronterizo con Francia.

Jaca - Biescas - Torla -Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido (Ruta de 60 Km)

Con sus 15.608 hectáreas, es un Museo de la naturaleza que conforma cuatro valles de origen glaciar: Ordesa, Añisclo, Escuaín y Pineta en torno al macizo de Monte Perdido. 

Qué Ver:

  • San Bartolomé de Gavín: a 7 Km. de Biescas,  preciosa ermita, joya del arte del siglo X, que cuenta con el campanario más hermoso del Serrablo. 
  • Linas de Broto: Iglesia de San Miguel. S.XV con antecedentes medievales
  • Torla: Población típicamente alto aragonesa con el Mondaruego al fondo, entrada natural a los valles de Ordesa y Bujaruelo. Es uno de los más bellos rincones de la provincia de Huesca. Ejemplos de arquitectura popular tan importantes como Casa Ruba, Lardiés o Casa Viu, construidas en piedra con ventanas de doble arco y escudos nobiliarios en las fachadas. 
  • Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido: declarado como tal el 16 de agosto de 1918, fue el segundo en obtener tal calificación en España. Domina su orografía el macizo calcáreo más alto de Europa, el de Monte Perdido (3.355 m.), con las cimas de las Tres Sorores, desde donde derivan cuatro valles, por los que fluyen los ríos Arazas, Bellos, Yaga y Cinca respectivamente. Un paisaje de grandes contrastes: la extrema aridez de las zonas altas contrasta con los verdes valles cubiertos por bosques y prados, donde el agua forma cascadas y atraviesa cañones y barrancos. Todo un paraíso natural donde habitan casi 1.400 especies vegetales, la mitad de la flora presente en los Pirineos, gracias a la variedad de microclimas que se den en función de la altitud, humedad, insolación y composición de los suelos, así como especies animales tan destacadas como el quebrantahuesos, el tritón pirenaico, el urogallo o el rebeco. En definitiva, un lugar que todos aquellos amantes de la naturaleza y el senderismo no deben dejar de visitar.

Jaca - Sabiñanigo - Yebra de Basa - Fisca l- Boltaña - Aínsa (Ruta de 70 Km)

Un terreno variado y extenso con espacios naturales bien conservados y numerosos atractivos turísticos

Qué ver: 

  • Sabiñanigo: Capital del Serrablo, la única ciudad de montaña que tiene una estructura industrial sólida
  • Yebra de Basa: Pequeño pueblo, más conocido por la romería a Santa Orosia, patrona compartida con Jaca
  • Fiscal: Típico pueblo de montaña, que además ofrece actividades de deporte de aventura 
  • Boltaña: Posee un precioso caserío tradicional del Pirineo, su enorme colegiata gótica y las ruinas de su castillo de leyenda
  • Aínsa: Importante centro turístico. Desde lejos atrae su fisonomía, en la que destaca su imponente castillo y su iglesia románica del S.XII. Su casco antiguo constituye uno de los conjuntos urbanos medievales más bellos de Aragón. No lejos de Aínsa se encuentra el monasterio más antiguo de Aragón, San Victorián y asomado al pantano de El Grado, sorprende el Santuario de Torreciudad, etapa de la ruta Mariana que une Lourdes con Zaragoza.

Puente la Reina - Bailo - Murillo de Gállego - Riglos - Ayerbe - Loarre - Bolea (Ruta de 85 Km)

Ruta prepirenaica que quitará el aliento a todo el que se acerque

Qué ver:

  • Puente la Reina: Importante nudo de comunicaciones donde confluyen los ríos Aragón y Aragón Subordán.
  • Bailo: Localidad que se asienta sobre las estribaciones del puerto de Santa Bárbara y al pie de la Sierra de San Juan de la Peña, en la que destacan su iglesia gótica y el órgano 
  • Murillo de Gállego: Población situada en una potente elevación del terreno, en la orilla derecha del Río Gállego, famoso por la práctica de agua bravas. Desde allí se divisa un paisaje monumental y absorbente con los Mallos de Riglos como guardaespaldas. 
  • Riglos: Casi más que el pueblo en sí, destacan sus imponentes Mallos, gigantes de conglomerado rojizo y paraíso de los escaladores por excelencia. Un paraíso por sí mismo.
  • Agüero: Su caserío se acurruca al pie de sus propios Mallos. A las afueras del pueblo se alza la enigmática e inacabada  ermita de Santiago (S.XII)
  • Ayerbe: Centro neurálgico de toda una zona que se ha dado en llamar “Reino de los Mallos”.  en el que destaca el Palacio de los Huríes (S. XV y XVI) y el Centro de Interpretación de Ramón y Cajal, ubicado en la casa donde residió el premio Nobel.
  • Loarre: Pequeño pueblo de la Hoya de Huesca que posee los títulos de noble y antiquísima villa, en la que, sin duda alguna, destaca el Castillo románico mejor conservado de Europa (S. XI al XIII). Conocerlo es un verdadero viaje a la Edad Media, por lo que ha sido escenario de muchas películas
  • Bolea: Precioso núcleo, célebre por sus afamadas cerezas y presidido por su imponente colegiata, con bóvedas de crucería de estilo gótico aragonés (S.XVI) y que alberga un magnífico retablo renacentista.

Puente la Reina - Berdún - Liédena - Sangüesa - Sos del Rey Católico - Uncastillo (110 Km)

Una cita con la historia para aprender del pasado y disfrutar del presente

Qué ver:

  • Puente la Reina: Importante nudo de comunicaciones donde confluyen los ríos Aragón y Aragón Subordán.
  • Berdún: Uno de los pueblos más fotografiados del Pirineo. Fue fortaleza y conserva una de las antiguas puertas de entrada a la misma. Iglesia del gótico aragonés del s. XVI, con órgano barroco. Casonas nobles. Ermita románica. No muy lejos del embalse de Yesa, se encuentra Sigües, con su iglesia románica del s. XII y Salvatierra de Escá,  bello conjunto histórico
  • Liédena: Pequeña localidad navarra y nudo de comunicaciones entre las provincias de Huesca, Zaragoza y Navarra. De camino a Liédena se encuentra el Monasterio de Leyre y el Castillo de Javier 
  • Sangüesa: Población navarra y etapa del Camino de Santiago. Su monumento más emblemático es la portada románica de la Iglesia de Santa María, aunque también destacan la Iglesia de Santiago, el palacio del Prícipe de Viana  o los conventos del Carmen y San Francisco.
  • Sos del Rey Católico: Uno de los pueblos más bellos de la Comunidad Autónoma y uno de los lugares que invitan al paseo en busca de las huellas de su pasado porque en su palacio de Sada, nació el rey  Fernando el Católico. El conjunto urbano medieval de Sos se compone de bellas casas de piedra, aleros de madera, fachadas con sillares y escudos, ventanas góticas y renacentistas y calles empedradas. Destaca la Torre del Homenaje de su castillo y a sus pies el trazado de vías y callejones de la judería y sobresale el Palacio de Sada y las iglesias de su patrimonio románico
  • Uncastillo: Es una de las poblaciones con más encanto de Aragón. Conserva todo el sabor medieval que le dan sus seis iglesias románicas. De entre todas destaca la Iglesia de Santa María la Mayor (S.XIII)