PREGUNTAS FRECUENTES

Jaca es una ciudad con varios parques y distintas zonas de juegos infantiles. Como a los “peques” les gustan mucho los animales si caminan alrededor de la Ciudadela podrán ver la familia de ciervos que viven en su foso. Además la propia Ciudadela organiza la visita “Ecociudadela” en la que podrán bajar al foso con los ciervos e interactuar con ellos, una gozada para los chavales. Y no duden en acercarse al pabellón de hielo y calzarse unos patines, sin duda una experiencia nueva para toda la familia. También tiene otras alternativas en la ciudad como Chiquilandia, un gran espacio donde encontraran distintas atracciones infantiles, juegos, hinchables, piscinas de bolas para que los niños lo pasen estupendamente y una buen opción en caso de lluvia. También disponen de un espacio para niños en la biblioteca municipal e igualmente se puede pasar un buen rato en el rocódromo infantil para que los más pequeños se inicien en el deporte de la escalada

Jaca está rodeada de senderos por los que pueden caminar sin mucha dificultad. Como estamos en una meseta en alguno de ellos tendrán que subir alguna cuesta para volver a la ciudad. Si no, siempre pueden disfrutar del paseo de la Cantera o del de Mocorones y sus vistas sobre el río Aragón, enlazar con el Paseo de la Constitución, dar un paseo alrededor de la Ciudadela o darse una pequeña vuelta por el romántico parque San Lure.

Aprovechando que han venido en fin de semana les recomiendo que se unan a la visita Jaca Medieval que organiza los sábados por la mañana el Museo Diocesano y podrán conocer de la mano de sus amenos y didácticos guías la historia de la ciudad y los monumentos medievales más destacados de la ciudad. Por la tarde acérquense al Monasterio de San Juan de la Peña y disfruten del espectacular monasterio y de los paseos que a sus alrededores podrán encontrar. El domingo pueden recorrer el valle del Aragón desde el nacimiento del mismo en la estación invernal de Astún subiendo en el telesilla y disfrutar de los ibones en un no muy difícil trecking. Siguiendo el curso de rí­o paren en Canfranc y visiten la Estación Internacional, espectacular ejemplo de la arquitectura de principios del siglo XX o sumérjanse en las profundidades de la tierra visitando las Cuevas de las Güixas en Villanúa. Para finalizar el día conozcan la Ciudadela de Jaca y si les queda tiempo visiten también el Museo de Miniaturas Militares que alberga. Para reponer fuerzas en las calles de Jaca encontrará múltiples bares y restaurantes para disfrutar de la gastronomí­a En la agenda de actividades puede encontrar opciones puntuales para satisfacer su curiosidad y disfrutar de un concierto o de alguna exposición temporal.

Desde la estación de autobuses de Jaca salen diariamente autobuses a Canfranc. Desde ahí­ puede coger otro autobús que le llevará a Bedous donde salen trenes hasta Olorón y Pau. Una vez en Pau podrá tomar transporte a cualquier destino francés.

En la web de wikiloc hemos subido como usuario Oficina de Turismo de Jaca distintos paseos por las cercaní­as de Jaca. Ejemplos serían las rutas de los Miradores, los Rí­os, Puente las Grajas y Puente San Miguel, realizar un tramo del Camino de Santiago o la subida a Rapitán o a la Peña Oroel.

Puede descargarse tanto el plano de Jaca, los folletos de Jaca excursiones y Jaca monumentos, las actividades de la Biblioteca, la revista de Jaca y la agenda semanal de actividades.

Pueden visitar la Catedral y el Museo Diocesano con su magnífica colección de arte medieval, la Ciudadela y el Museo de Miniaturas Militares, o subir a Villanua y conocer las cuevas de las Güixas. Si quiere alguna actividad lúdica pueden ir a la bolera o tratar de resolver los problemas que les plantearán en las dos salas de escape-room que hay en Jaca.

En la misma Jaca tienen que acudir sin duda a visitar la Catedral, claro ejemplo del arte románico y primera de este estilo, junto a Santiago de Compostela, en la pení­nsula, y su Museo Diocesano con su espléndida colección de pintura medieval. También en Jaca la iglesia de Santiago y el Monasterio de las Benedictinas, que alberga el sarcófago de Doña Sancha, una preciosa talla en altorrelieve de principios del siglo XII o acercarse a la ermita de Sarsa, un ejemplo del románico rural del S.XII.

Si cogen la carretera hacia Francia en la estación de esquí­ de Candanchú pueden visitar los restos del Hospital de Santa Cristina del Somport. En el desví­o hacia Borau y pasado el pueblo verán San Adrián de Sasabe. En Castiello sale la carretera hacia Villanovilla y desde ahí­ sale una pista que le llevará a Santa Marí­a de Iguacel.

En la carretera a Aisa tiene pequeñas iglesias románicas en los pueblos de Asieso, Guasillo, Caniás, Abay y Banaguás. También en Barós al que llegamos por carretera desde la rotonda de la avenida Perimetral, encontrarán un claro ejemplo del románico local.

Y por supuesto no deben perderse el monasterio de San Juan de la Peña y la iglesia de Santa Marí­a en Santa Cruz de la Serós. También pueden acercarse al monasterio románico de Siresa, que se encuentra a 2 km del pueblo de Hecho.

Además de conocer Jaca y todos sus lugares de interés: La Catedral y Museo Diocesano, la Ciudadela y el Museo de Miniaturas Militares, el casco histórico con sus iglesias, la Torre del Reloj, el Palacio Episcopal o sus edificios modernistas, un dí­a puede acercare a conocer el Monasterio de San Juan de la Peña y disfrutar del monumento además de pasear por la pradera de San Indalecio y los caminos que salen de ella y a la tarde parar en Santa Cruz de la Serós para ver la iglesia de Santa Marí­a y la ermita de San Caprasio.

Otro día vayan a los valles de Hecho y Ansó, en el límite con Navarra. Ahí­ pueden recorrer los tí­picos y pintorescos pueblos pirenaicos que dan nombre al valle y adentrarnos en los valles hasta el final de los mismos y hacer algún recorrido por los magní­ficos paisajes que nos ofrecen.

El valle paralelo al nuestro, valle de Tena, está a no más de una hora en coche para llegar hasta la frontera con Francia y una vez ahí­ conocer los pueblos de Sallent de Gállego, Lanuza o Tramacastilla de Tena. En esta zona está el parque fauní­stico de la Cuniacha, la tirolina de Hoz de Jaca y Panticosa y su conocido balneario.

Desde Sabiñánigo y por la carretera de Fiscal se pueden acercar al parque nacional de Ordesa y disfrutar del día en este entorno natural, donde hay diferentes rutas adecuadas a los distintos niveles de sus visitantes. Desde Fiscal pueden acercarse a Ainsa, un precioso pueblo medieval y recorrer sus calles y su espectacular plaza.

Si se les queda tiempo otro dí­a pueden acercarse a visitar el castillo de Loarre, o hacerlo a la vuelta si su destino es el sur o Sos del Rey Católico si retornan hacia el oeste.

Y por supuesto conocer los senderos que rodean Jaca y de una manera fácil acercarse a la naturaleza que nuestro entorno nos ofrece.

Si visitan la agenda semanal de actividades podrán encontrar la oferta cultural que Jaca les ofrece en cualquier época del año.

Para hacer un picnic hay distintas áreas en los alrededores: Forranchinas, Fuente la Mora, Fuerte de Rapitán,Torrijos, El Boalar, Camino de Santiago, Parador de Oroel , San Juan de la Peñaa o las de los pueblos de Guasa, Caniás, Banaguás, Novés o Ara.

Dependiendo de la época del año, además de distintas rutas de senderismo pueden realizará  BTT, cicloturismo, golf, parapente, vuelo a vela, paintball, tirolinas o incluso tiro con arco. En el polideportivo municipal podrán practicar distintos deportes de sala, tenis, padel o pelota en el frontón.

Si nos visita en invierno podrá practicar esquí­ de fondo o alpino y snowboard en las estaciones de Candanchú y Astún o patinaje sobre hielo en las sesiones públicas del pabellón. También aventurarse a hacer una ruta con raquetas o de esquí­ de travesía. Si no tiene la confianza necesaria para realizar cualquier deporte de aventura puede contactar con las empresas de turismo activo de la zona que le permitirán realizar la actividad con total seguridad. Estas mismas empresas en otras épocas del año le podrán guiar en otros deportes de aventura como el barranquismo, vías ferratas, rafting y escalada, o algo tan sencillo como disfrutar de la naturaleza en unos paseos con la técnica del nordic walking.